Ingrese su EMAIL para recibir
nuestras publicaciones:


Aviso de Privacidad

¿Qué pasa con la Empresa Familiar en México? La respuesta la podemos encontrar en la reciente encuesta realizada por PwC a 122 Empresas Familiares en México, la cual indica que las presiones económicas están obligando a muchas de ellas a replantear sus estrategias y  tomar algunas decisiones difíciles, lo que ha agudizado la tensión inherente en su modelo de negocio en el que confluyen las preocupaciones familiares y los objetivos empresariales, lo que podría llamarse “la razón” y “las emociones”.

 

Nuestra encuesta fue presentada el 19 de noviembre  pasado  a nuestros clientes y amigos quienes reciben con interés este trabajo que, desde su perspectiva, les ayuda a saber en dónde están  y, en muchos casos,  a cómo caminar.

 

Según nuestro estudio, en términos generales las Empresas Familiares han tenido un desempeño positivo: 66% presentó crecimiento en los últimos 12 meses y 64% espera seguir haciéndolo de manera sostenida en los próximos cinco años. Sin embargo, hay problemas internos que deben afrontar como la reorganización de la empresa, el desarrollo del negocio/producto y las condiciones del mercado. Aunque estos temas impactan a las Empresas Familiares en otros países, no es un asunto que dejen pasar de largo.

 

En esta encuesta correspondiente a 2014 (la anterior fue en 2012) hay un tema  que sigue siendo importante: el plan de sucesión. Juan Carlos Simón, Socio líder de Soluciones a Empresas Familiares de PwC México comentó que aunque es una preocupación latente pocos lo atienden. Según los resultados de la  Encuesta más del 90% de los participantes considera que tener solucionados los aspectos de la sucesión es fundamental para tener una transición generacional exitosa donde el valor de la empresa no se deteriore y, por el contrario, se incremente su valor e impacto en el mercado; sin embargo, solo 16% de los encuestados cuenta con un Plan de Sucesión formalmente establecido, documentado y comunicado a los miembros de la familia.

 

Sin duda, los resultados que arroja la encuesta son de gran interés para un gran segmento de unidades productivas de México, por ello los invito a conocer la Encuesta de Empresas Familiares 2014 de PwC México en la que se establece que, desde una perspectiva geográfica y global, las Empresas Familiares más ambiciosas son las de Europa del Este, las de los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) y las del cuarteto MINT (México, Indonesia, Nigeria y Turquía).

Consulta la encuesta aquí, encontrarás temas de interés y el análisis respectivo que de estos hacen nuestros especialistas.

 

 

Por: José Antonio Quesada, Socio líder de Clientes y Mercados

jose.antonio.quesada@mx.pwc.com

 

Las 20 economías más importantes del mundo se reunieron en Beijin, China, en el marco del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). Estos países representan casi 90% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y 80% del comercio global.

México se unió a la APEC en 1993 con el objetivo de expandir y diversificar los vínculos con Asia-Pacífico, tener mayor presencia económica en el mundo y aprender de las mejores prácticas de las economías más avanzadas de la región en temas de competitividad.

Actualmente China es el segundo socio comercial de México en el mundo y el primero entre los países de Asia-Pacífico. Durante el periodo 2001-2011 el intercambio bilateral aumentó 1219.4% al pasar de 4,412.1 a 58,212.2 millones de dólares, según datos oficiales. Esto nos hace plantearnos ¿Qué le depara a México a  partir del comercio que ha establecido con la región? Pongamos en contexto la situación general:

PwC  realizó el estudio New Vision for Asia Pacific: Connectivity creating new platforms for growth, el cual se dio a conocer durante el Foro, contemplando como universo a 600 líderes empresariales de APEC; de los cuales 67% planea incrementar sus inversiones en la región durante los próximos 12 meses, abarcando las 21 economías que la conforman. China, Estados Unidos, Indonesia, Hong Kong-China y Singapur son los destinos de inversión más populares.

 

Los gastos de capital también forman parte importante de los planes de inversión, ya que 57% de los participantes dijo que planea construir o expandir sus instalaciones en las economías de APEC durante los próximos tres  a cinco años y la mayoría también planea hacer más contrataciones. Un 38% de los encuestados espera que el número global de empleados de sus organizaciones aumente por lo menos 5% al año durante los próximos tres a cinco años.

La visión de una región Asia-Pacífico mejor conectada tanto física como virtualmente, así como la perspectiva de un crecimiento regional más equilibrado, son la base de la confianza de los ejecutivos en la región; lo cual ha generado que 60% de los ejecutivos estén más dispuestos a compartir conocimientos y recursos con sus socios de negocios para acelerar el desarrollo de productos y acceder al mercado. Más del 40% dijo que era probable que sus empresas celebraran algún tipo de acuerdo de negocios fuera de su industria principal.

México y China son testigos del proceso de vinculación en la región. Durante los últimos 20 meses, ambos países han vivido una intensa agenda de encuentros al más alto nivel: seis funcionarios mexicanos han visitado China y tres ministros chinos se han desplazado a México, además de registrarse en 2013 tres encuentros entre los presidentes de ambos países.

En lo que respecta a México, los funcionarios están trabajando para que más productos entren en el mercado chino y lograr un crecimiento sostenido del turismo en el país. Según cifras ofrecidas por la embajada en México, el año pasado el país recibió la visita de  60 mil turistas provenientes de China, lo que representa un aumento interanual del 25%  que podría seguir incrementando.

Entonces ¿Qué le depara  a México a  partir del comercio que ha establecido con la región? Los CEO se están dando cuenta que necesitan ser más audaces para derribar las barreras que impiden el crecimiento; además de que su deseo por completar la “Trans-Pacific Partnership” también incluye resolver los problemas de propiedad intelectual y promover la armonía regulatoria en la región.

 

Consulta más información sobre el estudio de PwC, New Vision for Asia Pacific: Connectivity creating new platforms for growth, aquí.

Por: René Menchaca, Socio líder de Farmacéutica y Dispositivos médicos

rene.menchaca@mx.pwc.com

 

El Sector Salud de PwC México reunió a directores de finanzas de farmacéuticas para intercambiar ideas sobre posibles reformas al sistema de salud, aspectos fiscales relevantes y asuntos regulatorios; esto a propósito de la cuarta sesión de trabajo del Grupo de Liderazgo en Finanzas de la Industria Farmacéutica en México.

Organizado por el Socio Líder de Farmacéutica y Dispositivos Médicos de PwC México, René Menchaca, las sesiones de grupo casi cumplen un año donde han logrado cohesionar a los directores de finanzas del sector farmacéutico en torno a temas que son de su interés.

En esta cuarta sesión, José Alarcón, Socio Líder de Salud para México e Hispanoamérica de PwC México, abrió las pláticas hablando acerca de las cinco megatendencias por las que está pasando el sector salud a nivel mundial: 

  • Cambios en el poder económico
  • Cambios demográficos (envejecimiento de la población)
  • Acelerada urbanización
  • Escasez de recursos y cambio climático
  • Avances tecnológicos

Estas megatendencias afectan al sistema de salud y por ende a sus actores. En el caso de México y la reforma de salud que está pretendiendo, debe tomar en cuenta estos factores, sobre todo cuando se busca una cobertura universal real sin importar la condición laboral y evitando duplicidad de servicios, además del no aprovechamiento de la infraestructura hospitalaria y la prevalencia de enfermedades crónicas en un sistema bastante dividido.

Por su parte, Pilar López y Adrián Bueno, Socia y Gerente de Impuestos y Servicios Legales de PwC México, respectivamente, conversaron acerca de los amparos en contra de la obligación de subir al portal del SAT información contable. De igual forma, abordaron el tema de la recomendación sistémica de la Prodecon en cuanto a las devoluciones de IVA, así como los acuerdos conclusivos establecidos en el Código Fiscal de la Federación (CFF), los cuales son un medio alternativo no jurisdiccional (MASC), que involucra las voluntades de ambas partes, quienes deben acordar o pactar para resolver su diferendo.

En cuanto a tema regulatorios, Alberto Arellano, Consultor Senior en Salud, explicó los últimos cambios en materia de leyes que podrían afectar las actividades de las empresas farmacéutica, por lo que indicó la importancia de las compras consolidadas por parte del gobierno, donde instituciones de salud federales y estatales se reúnen para comprar los medicamentos que requieren para la atención de sus pacientes, lo que ha representado un ahorro para el gobierno.

También abordó los aspectos relevante de la nueva Ley Federal de Competencia Económica, la cual surgió en el Congreso en el marco de la discusión de las leyes secundarias de telecomunicaciones con el objetivo de evitar práctica monopólicas y que de igual forma podría influir en el sector farmacéutico, aunque éste posee fuertes prácticas de compliance y es un mercado muy competido.

Una tendencia que viene tomando fuerza en el sector salud mexicano es la contratación de servicios integrales para realizar procedimientos terapéuticos o diagnósticos, para otorgar dichos servicios de manera ininterrumpida. De hecho, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ya viene implementando este tipo de compras con óptimos resultados.